Monasterio de Carboeiro

El monasterio de San Lorenzo de Carboeiro es un antiguo monasterio benedictino restaurado como espacio cultural situado a orillas del río Deza en el ayuntamiento de Silleda. La iglesia es una de las obras arquitectónicas de estilo románico más destacadas de Galicia.

El cenobio fue fundado en el siglo X y vivió su mayor esplendor entre los siglos XI y XIII, para después perder gran parte de su influencia y su estatus abacial y quedar abandonado tras la desamortización de Mendizábal, en 1835. Durante la segunda mitad del siglo XX se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración que han logrado conservar la arquitectura del templo y algunas de las dependencias monacales.

Para saber más: http://www.turismosilleda.es/es/carboeiro.php

La visita al Monasterio de Carboeiro se complementa muy bien con una excursión hasta la Cascada del río Toxa


Propuesta de Ruta


Ruta de senderismo desde el Monasterio de Carboeiro hasta la Cascada del Toxa


Esta ruta es un maravilloso paseo LINEAL, debéis dejar una coche en la cascada y otro en el monasterio. Es muy apropiada para gente que no anda mucho. Si se hace con tiempo, da para bañarse en las pozas del camino o en la playa fluvial de A Carisa. Antes de comenzar la ruta recomendamos hacer el pequeño Roteiro do Mosteiro que baja hasta el río. En la subida, veremos el palomar restaurado y la parte de atrás, que debía corresponder al claustro. La ruta real comienza bajando por un camino empedrado hasta el río Deza, que se atraviesa por un puente medieval. Desde allí, el camino sube sin grandes pendientes y va por la otra margen del río. Estamos rodeados de naturaleza pura, con paisaje autóctono: carballos, castaños, abedul, alcornoques y hasta la rara " amorodeira" con sus exquisitos frutos rojos, los "amorodos". Atravesamos también Merza y la playa fluvial de A Carisa.

Impresiona cruzar el puente metálico y encontrarse con la cascada del Toxa, con sus 30 metros de caída vertical. Después de la fervenza (cascada), queda la subida empinada, ya por pista ancha, hasta el mirador (a Caldeira do Toxa) para poder contemplarla en todo su esplendor y poder observar parte de los montes que hemos atravesado.




0 vistas