Poza de Maimón

Esta excursión es un buen complemento a la de la Cascada de Callobre, ambas están en el río Curantes (que da nombre a la parroquia) que se nos descubre formando un hermoso espacio natural, dos sorprendentes cascadas de 5 y 7 metros, que rebosan en sendos pozos profundos. Estos saltos de agua fueron aprovechados para la instalación de molinos, como el restaurado MUIÑO DO BATÁN (lástima que ya comienza a observarse algunos desperfectos cometidos por actos vandálicos), otros están completamente abandonados. El camino de acceso no es complicado, es bajar por un bonito sendero siguiendo el rumor del río, pegados a un portentoso muro de piedra y cuando finaliza este, lo primero que se nos aparece es el Muiño do Batán a nuestra izquierda. Continuamos la senda pegados al canal que abastecía antaño el molino, que desemboca en el puente que divide las dos fervenzas.

Este pequeño valle, en las laderas del monte San Sebastián, fue declarado de Interés Paisajístico.




14 vistas